Nací al son de una máquina de coser, rodeada siempre de hilos, botones y encajes, y de lo más importante, del cariño de las costureras, mi abuela y sus hermanas. De aquí surge la identidad de Marieta.
Con el corazón siempre dividido entre Málaga y Dalías (un pueblecito de Almería donde nací) y después de explorar profesionalmente diferentes sectores, decidí apostar por este recuerdo de niñez, que sin haberme dado cuenta se había convertido en mi sueño.
Siempre he creído en el buen gusto de la artesanía, en la delicadeza de un detalle y en que un vestido de novia más que un diseño es un estilo de vida, una fantasía que toma forma y se hace realidad.
Marieta es mi sueño cumplido, un proyecto que sin el apoyo de mi compañero de viaje nunca hubiera sido posible, mi agradecimiento hacia él siempre será eterno.
PHOTO-2019-05-29-14-27-42
Nací al son de una máquina de coser, rodeada siempre de hilos, botones y encajes, y de lo más importante, del cariño de las costureras, mi abuela y sus hermanas. De aquí surge la identidad de Marieta.
Con el corazón siempre dividido entre Málaga y Dalías (un pueblecito de Almería donde nací) y después de explorar profesionalmente diferentes sectores, decidí apostar por este recuerdo de niñez, que sin haberme dado cuenta se había convertido en mi sueño.
Siempre he creído en el buen gusto de la artesanía, en la delicadeza de un detalle y en que un vestido de novia más que un diseño es un estilo de vida, una fantasía que toma forma y se hace realidad.
Marieta es mi sueño cumplido, un proyecto que sin el apoyo de mi compañero de viaje nunca hubiera sido posible, mi agradecimiento hacia él siempre será eterno.
PHOTO-2019-05-29-14-27-42